Blog

Cirugía Bariátrica o Liposucción, elige Sabiamente la solución para perder peso

El Sobrepeso y la Obesidad se ha convertido en un creciente problema de salud alrededor del mundo que conlleva al desarrollo graves enfermedades como la diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

En estos casos Perder peso y alcanzar un índice de masa corporal saludable debe ser la prioridad.   

Por otro lado, tenemos la liposucción que es un procedimiento puramente estético y no es un tratamiento para perder peso de manera significativa. Su objetivo es remover depósitos de grasa localizados que no se eliminan con dieta y ejercicio en áreas específicas del cuerpo como el abdomen, caderas o muslos.

En este blog expondré toda la información sobre liposucción que usualmente los pacientes desconocen, para que puedan tener expectativas realistas sobre los resultados. También abordaré todo lo relacionado sobre Cirugía Bariátrica, y las diferencias frente a la Lipo y otras opciones para perder peso.

¿Qué es la Cirugía Bariátrica?

Empecemos por entender y comprender de manera correcta ¿Qué es la Cirugía Bariátrica?  La cirugía bariátrica, también conocida como “cirugía para perder peso”, consiste en una baraja de diversos procedimientos quirúrgicos que ayudan a las personas con obesidad (índice de masa corporal de 30 o más) a perder peso de forma significativa y duradera.

Estos procedimientos funcionan alterando el tracto gastrointestinal para limitar la cantidad de alimentos que se puede comer y absorber. Existen diferentes tipos de cirugías bariátricas, las más comunes son:

Cirugía Bariátrica Manga Gástrica

Manga gástrica

se remueve y cierra una gran parte del estómago, quedando una pequeña "manga" con capacidad reducida. Es irreversible.

Cirugía Bariátrica Byppas Gástrico

Bypass gástrico

se divide el estómago y se conecta la parte superior del intestino delgado directamente al estómago más pequeño. Parte del intestino queda "fuera de uso" causando malabsorción de calorías.

Cirugía Bariátrica Manga Gástrica Balón Gastrico

Balón gástrico

es un procedimiento temporal (no invasivo) en el que se introduce un globo inflable en el estómago vía endoscópica para ocupar espacio y generar sensación de saciedad. Se remueve después de 6-12 meses.

Estos procedimientos generan cambios anatómicos y hormonales duraderos que facilitan la pérdida significativa de peso corporal dfinitiva. Dependiendo del tipo de cirugía se puede esperar bajar entre 50-75% del sobrepeso en los primeros 4-12 meses y lo más importante: mantenerlo en el largo plazo.

La liposucción para perder peso ¿realmente funciona?

Aunque puede seer probable que los pacientes pierdan algunos kilos tras someterse a una liposucción, este no es un procedimiento para perder peso.

Si bien durante una Liposucción se extrae cierta cantidad de grasa de las zonas tratadas, se puede lograr una ligera pérdida de peso pero que no es sostenida y se detiene cuando los pacientes, después de la liposucción, dejan de seguir la dieta y el régimen de ejercicio.

Otro es un error muy común pensar en la liposucción como una forma rápida y fácil para “adelgazar”. La realidad es que los pacientes no pierden una cantidad significativa de peso o grasa corporal total con este procedimiento, incluso, muchos de ellos llegan a mi consultorio con una reganancia de peso al poco tiempo de haberse realizado una lipo.

En importante entender que la liposucción es altamente efectiva para remodelar áreas específicas retirando los depósitos localizados de grasa que persisten aun con dieta y ejercicio. Pero no puede ni debe reemplazar los cambios necesarios en el estilo de vida para corregir el balance energético del cuerpo humano.  Me explico, cuando hablo del balance energético me refiero a la relación entre las calorías que se consumen a través de los alimentos y las calorías que el cuerpo gasta para funcionar y mantener sus funciones vitales.

Por consiguiente, incluso extrayendo varios litros de grasa localizada durante la liposucción, esto representa un porcentaje mínimo de la grasa corporal total siendo la grasa superficial la que se extrae dejando intacta (por ejemplo) la grasa visceral que es la que se encuentra más profunda rodeando los órganos internos abdomen.

¿Por qué no se baja de peso con una la Liposucción?

Muchos de mis pacientes me preguntan, ¿por qué la Lipo no es una solución para perder peso? Como lo mencioné anteriormente la modificación permanente del peso requiere que menos calorías entren con relación a las que el cuerpo gasta mediante su metabolismo y actividad física. Si el balance de calorías no se corrige, es solo cuestión de tiempo antes que la grasa se vuelva a acumular incluso en otras zonas después de la cirugía, la Liposucción no tiene alcance a solucionar este problema.

Tengan en cuenta que la liposucción debe considerarse únicamente con expectativas realistas sobre sus limitaciones en cuanto la pérdida de peso, sin en embargo si tus objetivos son puramente estéticos, la Liposucción es la ruta ideal ya que con este procedimiento se puede mejorar el contorno corporal en diferentes partes del cuerpo.

Tabla comparativa entre Liposucción y la Cirugía bariátrica.

Característica

Cirugía Bariátrica

Liposucción

Objetivo principal

Perder una cantidad significativa de peso corporal total y mantenerla a largo plazo para mejorar problemas de salud relacionados con la obesidad

Remodelar contorno corporal retirando depósitos localizados de grasa para fines estéticos

Funcionamiento

Alteración anatómica y fisiológica del tracto digestivo para inducir cambios hormonales y en balance energético que llevan a pérdida importante y sostenida de peso

Introducción de cánulas para aspirar grasa subcutánea localizada sin modificar en absoluto el funcionamiento del organismo

Pérdida de peso esperada

Entre 50-75% de exceso de peso durante los primeros 6-24 meses tras cirugía. Mayor probabilidad que resultados perduren mucho tiempo

No se espera bajar peso de manera significativa. Posible pequeña baja inicial por cambios pre/post operatorios transitorios en dieta y actividad física

Riesgos y complicaciones

Mayor riesgo quirúrgico dada la complejidad e invasividad de los procedimientos. Requiere supervisión nutricional estricta en etapa post-operatoria

Riesgos asociados a todo procedimiento quirúrgico (moretones, infecciones, etc) aunque considerablemente menores por ser menos invasivo

Candidato ideal

Pacientes con IMC de 30 o superior que no han logrado objetivos de peso con cambios en estilo de vida y requieren intervención médica por problemas de salud. Buen soporte social posterior.

Pacientes sin obesidad pero con acumulaciones localizadas de grasa que persisten aun con ejercicio y alimentación balanceada. Motivación estética.

¿Puede una Cirugía Bariátrica mejorar mi apariencia física?

La respuesta es un rotundo SÍ. Aunque la Cirugía Bariátrica no se concibe primordialmente como un tratamiento estético, es innegable que tiene un efecto significativo en la apariencia física de la mayoría de los pacientes. Este cambio no solo se manifiesta en una notable reducción de peso, sino también en una transformación general del contorno corporal.

Más allá de la pérdida de peso, lo que realmente resalta es el impacto psicológico positivo que esta cirugía genera en quienes la experimentan. Al mejorar su estado de salud y adoptar una apariencia más delgada, los pacientes suelen sentirse motivados y revitalizados. Esta nueva imagen actúa como un catalizador, impulsándolos a comprometerse aún más con su bienestar personal.

Este compromiso se traduce en la adopción de hábitos saludables, que son fundamentales para mantener los resultados de la cirugía a largo plazo. Los pacientes aprenden a incorporar dietas equilibradas y nutritivas en su vida diaria, así como a establecer rutinas de ejercicio regulares. Estos cambios no solo contribuyen a mantener un peso saludable, sino que también mejoran la tonificación y la firmeza del cuerpo, lo que refuerza aún más la mejora en la apariencia física.

La Cirugía Bariátrica puede ser un camino efectivo no solo para mejorar la salud, sino también para realzar la apariencia física. Este cambio externo, acompañado de una renovada autoestima y un bienestar emocional, puede ser el impulso que muchos necesitan para embarcarse en un viaje de cuidado personal y salud a largo plazo.

¿La Cirugía Bariátrica es solamente para personas obesas?

Contrario a lo que muchos podrían pensar, la respuesta es un rotundo NO. La Cirugía Bariátrica no se limita exclusivamente a personas con obesidad severa. De hecho, cualquier persona con sobrepeso moderado que ha tenido dificultades para perder peso a través de métodos convencionales como dietas y ejercicio, son candidatos ideales para este tipo de intervención.

Estos pacientes, a menudo frustrados por no lograr resultados significativos a pesar de sus esfuerzos, encuentran en la Cirugía Bariátrica una alternativa eficaz. Lo que los hace ideales no es solo su condición de sobrepeso, sino también el hecho de que generalmente gozan de buena salud. Esto último es un factor crucial, ya que un buen estado de salud general facilita una recuperación más rápida y reduce el riesgo de complicaciones durante y después de la cirugía.

Además, es importante destacar que la Cirugía Bariátrica no es la única opción disponible. Para aquellos que quizás no requieran o no deseen someterse a una intervención quirúrgica mayor, existen alternativas menos invasivas. Un ejemplo claro es el Balón Gástrico , un tratamiento no quirúrgico que implica la colocación de un balón de silicona en el estómago para limitar la ingesta de alimentos y promover la sensación de saciedad. Este método puede ser particularmente adecuado para personas con un sobrepeso moderado que buscan una solución menos radical, determinar ¿cuál procedimiento es el adecuado? Se define en la cita de Valoración.

La Cirugía Bariátrica y sus alternativas no quirúrgicas ofrecen un abanico de posibilidades para aquellos que luchan contra el sobrepeso. Estas opciones deben considerarse cuidadosamente y siempre bajo la supervisión de profesionales del grupo multidisciplinario LINK. La elección de un procedimiento u otro dependerá de múltiples factores, incluyendo el grado de sobrepeso, el estado de salud general del paciente, y sus objetivos y expectativas personales. Como profesional entiendo que cada caso es único y merece una evaluación y un enfoque personalizado para garantizar el mejor tratamiento para una vida más saludable y plena.

Preguntas Frecuentes sobre Cirugía Bariátrica y Liposucción:

¿Qué es la liposucción y cuál es su principal objetivo?
La liposucción no afecta significativamente el balance energético del cuerpo ni elimina la grasa visceral, que es la grasa más profunda y asociada a mayores riesgos para la salud. Su efecto se limita a la eliminación de grasa subcutánea y remodelación corporal.

No, la liposucción no es un método efectivo para perder peso de manera sostenida. Aunque los pacientes pueden perder algunos kilos, la pérdida de peso no es duradera y tiende a detenerse si no se mantienen cambios en el estilo de vida.

Las áreas más comunes para realizar una liposucción incluyen el abdomen, las caderas, los muslos, los brazos, la espalda y, en ocasiones, el rostro y el cuello.

La cirugía bariátrica es un conjunto de procedimientos quirúrgicos destinados a ayudar a personas con obesidad (índice de masa corporal de 30 o más) a perder peso de forma significativa y duradera. Está indicada para pacientes que no han logrado perder peso a través de dietas y ejercicio.

Los tipos más comunes son: la manga gástrica, donde se remueve parte del estómago; el bypass gástrico, que conecta directamente el intestino delgado a una parte más pequeña del estómago; y el balón gástrico, un procedimiento temporal que implica la colocación de un globo en el estómago.

Con la cirugía bariátrica, se puede esperar perder entre el 50-75% del exceso de peso en los primeros 6-24 meses después de la cirugía.

Los riesgos incluyen complicaciones quirúrgicas, malabsorción de nutrientes, necesidad de cambios dietéticos significativos y, en algunos casos, problemas psicológicos relacionados con los cambios drásticos en el estilo de vida.

La liposucción no debe considerarse una solución para la obesidad o el sobrepeso porque solo elimina grasa superficial y no aborda los problemas subyacentes relacionados con el balance energético y la grasa visceral.

La principal diferencia es que la cirugía bariátrica busca una pérdida de peso significativa y duradera mediante la alteración del tracto digestivo, mientras que la liposucción es un procedimiento estético para remover grasa localizada sin impactar en el peso total o en problemas de salud relacionados con la obesidad.

Después de una cirugía bariátrica, son necesarios cambios significativos en el estilo de vida, incluyendo una dieta estricta, baja en calorías y rica en nutrientes, así como la incorporación de actividad física regular.

Después de una cirugía bariátrica, son necesarios cambios significativos en el estilo de vida, incluyendo una dieta estricta, baja en calorías y rica en nutrientes, así como la incorporación de actividad física regular.

Los efectos a largo plazo incluyen una pérdida de peso significativa, mejora en condiciones relacionadas con la obesidad como la diabetes y la hipertensión, y un aumento general en la calidad de vida. Sin embargo, requiere un compromiso a largo plazo con un estilo de vida saludable.

Los candidatos ideales para la liposucción son aquellos sin obesidad, pero con acumulaciones localizadas de grasa que persisten a pesar del ejercicio y una alimentación balanceada. La motivación principal suele ser estética.
Los riesgos de la liposucción incluyen moretones, infecciones, irregularidades en la piel, y en casos raros, complicaciones más serias relacionadas con la anestesia o la cirugía misma.
Los riesgos de la liposucción incluyen moretones, infecciones, irregularidades en la piel, y en casos raros, complicaciones más serias relacionadas con la anestesia o la cirugía misma.

Conclusiones generales

La Cirugía Bariátrica y sus alternativas no quirúrgicas ofrecen un abanico de posibilidades para aquellos que luchan contra el sobrepeso. Estas opciones deben considerarse cuidadosamente y siempre bajo la supervisión de profesionales del grupo multidisciplinario LINK. La elección de un procedimiento u otro dependerá de múltiples factores, incluyendo el grado de sobrepeso, el estado de salud general del paciente, y sus objetivos y expectativas personales. Como profesional entiendo que cada caso es único y merece una evaluación y un enfoque personalizado para garantizar el mejor tratamiento para una vida más saludable y plena.

La elección entre liposucción y Cirugía Bariátrica debe basarse en objetivos personales, condiciones de salud y recomendaciones médicas, siempre priorizando el bienestar y la salud a largo plazo sobre soluciones rápidas o puramente estéticas. Recordemos que la verdadera clave para un estilo de vida saludable reside en un balance adecuado de alimentación, ejercicio y, cuando sea necesario, intervenciones médicas informadas y bien consideradas.

Si deseas más información te invitamos a dejarnos tus datos de contacto y nos comunicaremos contigo.