Blog

Viviendo con un balón gástrico, cosas que no sabías

Como Cirujano Bariátrico con más de 15 años de experiencia colocando Balones Gástricos, quiero en este blog adentrarme en la realidad y explicar cómo es la vida de los pacientes con un Balón Gástrico.

El Balón Gástrico es un dispositivo de silicona que se introduce desinflado al estómago a través de una endoscopia y luego se infla con solución salina y azul de metileno para ocupar espacio dentro de la cámara gástrica.  Hasta ahí lo que buscamos es ocupar una buena cantidad de espacio en el estómago para que el paciente pueda comer una menor cantidad de alimentos.

El Balón Gástrico, lo indico a pacientes con sobrepeso que no han logrado bajar de peso con dietas, ejercicio ni medicamentos, este tipo de pacientes son candidatos ideales para el balón ya que sin cirugía podemos inducir a la pérdida de peso de manera restrictiva. Generalmente el Balón Gástrico se deja de 6 a 12 meses y luego se extrae de la misma forma en que se colocó.

El proceso de colocación sólo toma unos minutos y se realiza con sedación para mayor comodidad. Una vez desinflado dentro del estómago, se insufla hasta alcanzar un volumen según la tolerancia y objetivos de cada paciente. Luego se comprueba su correcta ubicación antes de finalizar.

Los primeros días con el balón gástrico: los más fuertes

Esta es la etapa más compleja para el paciente que se estrena con un balón gástrico, tener este dispositivo en el estómago implica cambios importantes en los hábitos alimenticios. Al ocupar espacio dentro del estómago, existe una restricción física que sólo permite ingerir pequeñas porciones de alimentos, pacientes que estaban acostumbrados a porciones grandes de comida, ahora solamente podrán consumir una mínima cantidad haciendo que sientan rápidamente llenos, esto puede llegar a ser algo frustrante los primeros días ya que ese placer de comer se verá restringido.

Algunos pacientes que no siguen las recomendaciones nutricionales refieren dificultad para consumir alimentos, lo cual puede provocar malestar, distensión abdominal o acidez luego de las comidas. Es importante masticar muy bien, comer despacio y evitar alimentos de difícil digestión.

Dentro de los efectos secundarios más frecuentes por la adaptación al balón gástrico se encuentran las náuseas y vómitos ocasionales, especialmente durante el primer mes. Otros refieren temporadas de estreñimiento intenso o diarrea.

El cansancio y los mareos suaves también son muy comunes al inicio por la rápida pérdida de peso y las limitaciones alimentarias. Sin embargo, estos síntomas por lo general se atenúan después de las primeras semanas.

Transformación Física y Mental luego de tener el Balón Gástrico

Después de ser testigo de la evolución de mis pacientes, soy dar testimonio de la transformación que viven las personas con balón gástrico tanto a nivel físico como mental. Al cabo de unos meses, es evidente la pérdida acelerada de peso, lo cual trae consigo una mejoría o incluso resolución de condiciones asociadas al sobrepeso como la diabetes, la hipertensión y los problemas circulatorios o articulares.

Al principio de este blog mencioné las dificultades que se pueden presentar durante las primeras semanas, como los cambios en los hábitos alimenticios, los efectos secundarios gastrointestinales y los síntomas transitorios de cansancio y mareo. Son pruebas que les pido a mis pacientes que deben superar con mucha paciencia, ya que cuando los resultados de pérdida de peso comiencen a darse, junto con la adaptación paulatina a nuevos hábitos alimenticios, suelen traducirse también en un aumento significativo de la autoestima y la motivación para continuar con el cambio de estilo de vida.

¿Qué tan riesgoso puede ser un balón gástrico?

En el 98% de los casos, No pasa nada, sin embargo, como profesionales estamos entrenados para reaccionar y mitigar riesgos de complicaciones potenciales que se pueden presentar. La más frecuente es la migración o desinflado parcial del balón dentro del estómago, lo que requeriría una nueva endoscopia. En raras ocasiones se han reportado úlceras, sangrados e incluso obstrucción intestinal por el desplazamiento del balón.

También puede existir impacto nutricional por las limitaciones alimentarias prolongadas y un efecto psicológico negativo al no alcanzar las expectativas de pérdida de peso deseadas. Por ello, un seguimiento cercano con el equipo médico es fundamental.

Puntos clave de vivir con un Balón Gástrico

Como cirujano experto en este procedimiento, mi posición sobre el uso de balón gástrico se resume en tres puntos clave:

  1. En cuanto al balance riesgo-beneficio, considero que los beneficios exceden ampliamente los riesgos de este dispositivo, siempre y cuando exista un seguimiento médico estrecho durante todo el tiempo que permanezca colocado. Esto es primordial.
  2. Del mismo modo, es necesario que el paciente esté dispuesto a implementar cambios nutricionales y de hábitos de vida permanentes, que sostengan en el tiempo los resultados iniciales que brinda el balón. De lo contrario, la pérdida de peso lograda no será duradera.
  3. Finalmente, más allá de los buenos resultados que he presenciado en mis pacientes, no veo al balón gástrico como una solución mágica e inmediata al sobrepeso y la obesidad, sino como el inicio de un proceso, un camino que el paciente debe aprender a transitar con constancia y disciplina.

Espero que esta visión desde mi experiencia como cirujano bariátrico especializado en balones gástricos les haya dado una perspectiva más clara sobre en qué consiste este procedimiento, cuáles son sus beneficios potenciales, pero también sus riesgos y desafíos.

Como repetí a lo largo del blog, considero al balón como una efectiva herramienta para quienes no han tenido éxito con otros abordajes, pero no es una solución definitiva ni mágica. Se necesita compromiso total del paciente y seguimiento cercano del equipo médico.

Los invito a compartir este blog con quienes estén considerando un balón gástrico como opción para tratar el sobrepeso y la obesidad, para que cuenten con información de primera mano. Y si tienen alguna otra duda o consulta, no duden en contactarme a través de mi sitio web. ¡Hasta pronto!.

Si deseas más información te invitamos a dejarnos tus datos de contacto y nos comunicaremos contigo.